jueves, 11 de febrero de 2016

Miranda, Diana Campos


Novela autopublicada
152 páginas, 5'98€

Gonzalo, un arquitecto bastante exitoso, vive en su piso de Barcelona, sin grandes sobresaltos, hasta que recibe una llamada que ya no esperaba. A partir de ese instante, su vida da un giro de 180 grados. Desde que suena el teléfono hasta el final de la novela, Gonzalo y Miranda –movidos por la pasión– reviven un pasado trágico y sorprendente, mientras intentan construir un futuro luminoso. ¿Podrán hacerlo? Antes de responder esa pregunta, la autora nos invita a bucear en los sentimientos de los personajes, identificarnos con sus temores, sus deseos y sus esperanzas. Una historia de amor que nos lleva a reflexionar acerca de cuáles son las cosas más importantes de la vida, mientras nos mantiene en suspenso, capítulo tras capítulo.

Llegué a este libro por casualidad en uno de mis momentos de compradora compulsiva divagando por Amazon. No soy muy propensa a leer novela romántica pero el argumento de este libro me llamó bastante la atención y, además, no puedo resistirme a portadas tan bonitas. En serio, no puedo.

Miranda nos cuenta la historia de una mujer que deja plantado a su chico en el altar y vuelve después de diez años. Se fue sin dar ninguna explicación y dejando a Gonzalo con el corazón roto, pero después de tanto tiempo ha decidido volver, y eso hace que nos preguntemos ¿por qué? ¿qué intención tiene al haber vuelto ahora? La verdad es que es una novela que engancha mucho desde el primer momento porque, además de ser muy corta y tener una historia bastante intensa entre sus páginas, la autora consigue crear intriga al terminal cada capítulo y la curiosidad no nos deja parar, así que se lee de una sentada. Además, los capítulos son muy cortos y además van alternando cosas del pasado con el presente, cosa que hace que todavía se devore antes.                                            La historia de amor de Gonzalo y Miranda es muy tierna, aunque hay algunas cosas del reencuentro que no me acababan de cuadrar, como por ejemplo que no quisieran hablar del motivo por el que Miranda lo dejó plantado en el altar. Entiendo que eso hace que los lectores sintamos más intriga, pero en mi opinión la reacción de Gonzalo no es del todo creíble, y lo dice una persona que prefiere esquivar los problemas a coger el toro por los cuernos, pero lo que le hizo Miranda es tan fuerte que creo que sería imposible dejarlo pasar de esa manera.

En definitiva, Miranda es una novela muy cortita que me ha sorprendido gratamente. Además de encontrar una historia de amor dulce e intensa, la trama tiene tanta intriga que hace que no puedas soltar el libro hasta terminarlo. Desde luego, creo que merece la pena que le deis una oportunidad.



martes, 9 de febrero de 2016

Tal vez mañana, Colleen Hoover


Editorial Planeta
560 páginas, 17'90€

A los veintidós años, Sydney lo tiene todo: el novio perfecto, un futuro brillante y un bonito apartamento que comparte con su mejor amiga. Pero todo cambia el día en que Ridge, su misterioso y atractivo vecino músico, le advierte que su novio la engaña con su mejor amiga y Sydney debe decidir qué hacer con su vida. Sólo con lo puesto y sin recursos, Ridge la acoge en su casa y no deja de sorprenderla. Sydney vibra cuando él toca sus hermosas melodías y, aunque el corazón de Ridge está ocupado, él no puede ignorar que ha encontrado a su musa. Cuando finalmente se den cuenta de que se necesitan, entenderán que los sentimientos no pueden traicionar al corazón.

Debo reconocer que me daba un poco de miedo leer esta novela porque me daba la sensación de que iba a ser tipo After (que ya sabéis que no acabé del todo bien con la saga...), así que cuando me la ofreció la editorial tenía mis dudas, pero ya tenía ganas de estrenarme con esta autora y, además, la nota que tiene en Goodreads es buenísima.

A pesar de mis dudosas expectativas, Tal vez mañana ha sido una novela que he disfrutado bastante. Hacía mucho tiempo que no me enganchaba tanto a un libro y las primeras 300 páginas me las leí del tirón en una tarde (un gran logro, teniendo en cuenta mi ritmo lector). 

La forma en la que se desarrolla la trama al principio hace que sea una historia que engancha con facilidad. Nos encontramos con Sidney, una joven que está pasando por uno de sus peores días, que se encuentra traicionada, desesperada y no sabe qué hacer. Pero hasta en los peores momentos siempre hay alguien que te echa una mano, y Ridge está ahí para ayudarla. 
Una de las cosas que más me gustaron del libro es que logró sorprenderme. Hay algo clave en la historia que, por suerte, no se desvela en la sinopsis y te deja bastante descolocado en cuanto te enteras. Por supuesto, no voy a ser yo la que os haya el spoiler, pero creo que es genial que no de desvele este dato a los lectores por anticipado.

Para mí, este libro está dividido en dos partes bastante diferentes, La primera mitad nos presenta a los personajes y la relación que se va formando entre ellos. No sólo conocemos a Sidney y Ridge, pues hay otros personajes que también tienen papeles fundamentales en la historia. Lo mejor de esta primera mitad es que me divertí muchísimo leyéndola, ya que hubo situaciones y diálogos que me hicieron muchísima gracia, como las bromas algo pesadas que se hacen en el apartamento de Ridge.
Después de esta primera parte más divertida y ligera, llega la parte que todos sabíamos que iba a llegar a estas alturas del libro: la parte dramote. Esta parte se me hizo un poco más difícil de leer, porque algo más triste y también hubo situaciones que me indignaron un poco (pobre Sidney, vaya cosas que tiene que pasar). Eso sí, esta segunda parte está llena de frases preciosas y llené el libro de post-its, ya os traeré una entrada de Frases para recordar, porque estas citas son amor puro.

En definitiva, es un libro tierno, divertido, ligero y adictivo, con unos personajes geniales que no se olvidan y una historia preciosa que apuesta por las segundas oportunidades. 



Gracias a Planeta por el ejemplar

martes, 2 de febrero de 2016

Resumiendo: Enero 2016


¡Buenos días!
Quiero volver a las buenas costumbres que tenía cuando era una persona activa en el blog y eso, así que he decidido retomar la sección de "Resumiendo", en la que os cuento como ha ido mi mes lector a grandes rasgos.

         

El primer mes del año no ha ido tan bien como esperaba... al final he logrado leer 4 libros, y eso teniendo en cuenta que el último día de mes estuve malita y postrada en mi cama y pude terminar dos libros. 
Recuerdo aquellos bellos tiempos en los que conseguía leer 10 libros en un mes... aaaay, ¿cuándo volverán?

En fin, los libros que he leído son:
-Nada, Janne Teller.
-El marciano, Andy Weir.
-Ponte en mi lugar, Sam Hepburn.
-Miranda, Diana Campos.

Los dos primeros ya los tenéis reseñados en el blog y espero poder reseñar el resto durante esta semana (cuando consiga que me salgan las palabras).
Así, como resumen general, puedo deciros que tanto Nada como El marciano fueron libros que me produjeron sentimientos encontrados. Ponte en mi lugar es un thriller juvenil bastante entretenido y Miranda un libro muy cortito pero intenso del cual tengo bastantes ganas de hablaros. Sí, creo que Miranda ha sido el mejor libro que he leído este mes de enero, ¡ya os contaré más!

Por cierto, este año he empezado a organizar mejor mis lecturas y para ello estoy utilizando dos herramientas que me ayudan bastante. La primera es un cuaderno de lecturas que me he hecho yo misma (osea, una libretita un poco tuneada para no tener que gastarme el dineral que valen este tipo de cuadernos) y la segunda es instagram, ya que intento hacer una mini opinión de cada libro que leo (si os apetece seguirme, mi usuario es @mel.i.punto). Por supuesto, también sigo utilizando muchísimo Goodreads, que es la aplicación lectora imprescindible en mi vida (aunque siempre que veo la lista de pendientes me corroe la culpabilidad).

En fin, eso ha sido todo por hoy :) 
Como ya os he dicho, espero traeros un par de reseñas esta semana para ponerme al día.
¡Un besito!