domingo, 23 de septiembre de 2018

El placer de vivir sola, Marjorie Hillis


Lince ediciones
120 páginas, 18€

Un canto a la liberación de la mujer en su plenitud, en su espacio y en sus deseos. Publicado por primera vez en 1936, este libro ha pasado de generación en generación, de madres a hijas, de abuelas a nietas, hasta llegar a la actualidad con un discurso que puede seguir inspirando a miles de mujeres.

Las mujeres solteras o mal llamadas "solteronas" han sido vistas a lo largo de los años con pena o lástima por verse obligadas a vivir solas. En 1936, Marjorie Hillis levanta la voz para reclamar y reivindicar el derecho y el goce ante la elección y el placer de vivir sin pareja como actitud vital y no como castigo social.

El placer de vivir sola es un divertido manual para aquellas mujeres que, por obligación o por voluntad propia, tengan que "enfrentarse" a la aventura de vivir solas y nos enseña a disfrutar de esta experiencia de la mejor manera posible.


Es una lectura muy agradable, divertida y de la que se pueden aprender muchísimas cosas, desde preparar un cóctel hasta cómo administrar nuestro presupuesto para no limitarnos solamente a sobrevivir.

En cada uno de los once capítulos que forman esta novela la autora nos da una lección sobre un tema y al finalizar nos relata diferentes casos poniendo la historia de varias mujeres como ejemplo. En estos casos podemos ver como lo que hace que estas mujeres sean felices y tengan éxito es simplemente su actitud ante la vida.

Desde luego, se pueden sacar muchísimos mensajes positivos de este manual porque ante todo nos enseña a cuidar de nosotras mismas, a mimarnos, a prepararnos un buen plato de comida aunque pensemos que no vale la pena cocinar para uno, a disfrutar de nuestro espacio y de nuestro tiempo a solas. 

Otro de los mensajes que sacamos de este libro es que las excusas no son válidas para poder vivir esta aventura. Nosotras somos las que elegimos nuestra vida y lo único que nos hace falta para conseguirla es tener el valor para hacerlo.

Para terminar, me gustaría comentar que es importante que tengamos en cuenta que este libro fue escrito hace más de 80 años, ya que hay ciertos mensajes a los que puede que le encontremos un aire algo machista, por eso creo que debemos ser conscientes de lo que significaban esas palabras en aquella época. Sin embargo, a lo largo del libro también vemos ciertas cosas que nunca cambian, lo mucho que tenemos en común las mujeres por mucho que pase el tiempo.



jueves, 20 de septiembre de 2018

6 libros que me gustaría leer antes de acabar el año

¡Buenas a todos!

Estamos a poco más de 3 meses para terminar el año y de momento voy bastante mal en mi reto de Goodreads pero bueno, estoy recuperando ritmo y espero superarlo o, al menos, quedarme cerca.

Hoy os vengo a mostrar algunos de los libros que tengo pendientes en mis estanterías y que me gustaría leer de una vez. De verdad que tengo muchas ganas de sumergirme en ellos pero por alguna razón siempre se ponen otros libros delante, así que me propongo leerlos en lo que queda de año y sacarlos de mi lista de pendientes de una vez por todas.


-Cometas en el cielo, Khaled Hosseini: No he escuchado persona que hable mal de este libro. Quiero leerlo por lo mucho que me lo han recomendado y porque, además, fue un regalo y ya va siendo hora de ponerme con él.
-Las intermitencias de la muerte, José Saramago: Todavía no me he estrenado con este autor y de los libros que conozco este es el que tiene una sinopsis que me llama más la atención. Espero disfrutarlo y que me deje con buen sabor de boca para seguir leyendo sus obras.
-Sueños de dioses y monstruos, Laini Taylor: A ver... hay algo horrible en mí y es que me cuesta mucho terminar sagas (debo tener algún trauma por no haber terminado Harry Potter en su día). El primer libro de esta saga me gustó, pero el segundo lo adoré TANTO, TAAAANTO... y he leído opiniones tan variadas del tercer libro...y me da miedo. Bueno, es entre lástima por terminar la saga que tanto me ha gustado y miedo de que cambie la percepción que ahora tengo de ella. En fin, que hay que ser valiente y terminarla de una vez. La cuestión es que empecé a leerlo en diciembre del 2014, llegué hasta el capítulo 15 y ahí se quedó.
-Benjamín, Federico Axat: Este autor lo está petando bastante y ya toca ponerme a leer algo de él. Estuve chafardeando su obra y encontré este libro que fue una de sus primeras novelas y que me parece que tiene una pinta estupenda.
-NOS4A2, Joe Hill: Ay, Joe Hill, mi querido hijastro... Sólo he leído Cuernos de este autor y la verdad es que lo disfruté de lo lindo, hay que decir que ha aprendido bien de su papá. Así que nada, quiero seguir leyendo su obra y este libro también lleva unos añitos pendiente en mis estanterías.
-Los libros luciérnaga, Leticia Sánchez Ruiz: Voy a leer este libro de una vez porque sinó vendrá Merche, la media Wendy Davies chunga, y me arrancará la piel a tiras. Siempre que le digo que me recomiende un libro me dice este título y la verdad, no sé por qué me resisto tanto, creo que ya es hora de leerlo.


En fin, espero leerlos todos todos todos. Hay muchos más que quiero leer pero hay que ir pasito a pasito, que sino luego nos saturamos y pasa lo que pasa, que entramos en bloqueo lector...


Y vosotros, ¿tenéis alguna lista de libros que queréis leer antes de terminar el año?
¿Habéis leído alguno de estos?

martes, 18 de septiembre de 2018

Fotoreseña: La melancólica muerte del chico ostra, Tim Burton



Editorial Círculo de lectores
144 páginas, 15€ aprox.
(Parece ser que actualmente no es un libro muy fácil de conseguir)

En este libro, escrito y dibujado por Tim Burton, el cineasta de Ed Wood, Batman, Eduardo Manostijeras y Beetlejuice se muestra fiel a su universo de una inventiva tan particular, en la que se mezclan la crueldad y la ternura, lo macabro y lo poético. Tim Burton nos ofrece una asombrosa galería de niños solitarios, extraños y diferentes, excluidos de todos y próximos a nosotros, que nos van a horrorizar y enternecer, a emocionarnos y hacernos reír.

Soy una gran fan de Tim Burton y un día me dio por buscar cosas suyas en Amazon así que topé con este libro. La verdad es que por la sinopsis me esperaba que fuera una novela corta, así que cuando lo recibí y vi que se trataba de una recopilación de "poemas" me sorprendió/decepcionó.

He de decir que una de las cosas positivas es que la edición que conseguí de Círculo de lectores es bilingüe y ha sido un detonante para poder disfrutar más de la lectura, puesto que en mi opinión no se ha hecho un buen trabajo con la traducción. Sé que es muy difícil traducir poemas y que tiene un trabajo extra respecto la traducción de una novela normal, pero desde mi punto de vista estos poemas o mini histórias han perdido toda su esencia al ser traducidos. Como ya os he dicho, ha sido una suerte poder leerlos también en el idioma original, porque creo que se refleja mucho mejor la huella del autor, por lo que os recomendaría que buscarais una edición bilingüe o bien en inglés.

Pero bueno, valorando la obra en sí, debo decir que me esperaba un poco más. Las ilustraciones son preciosas y os dejo una selección en las imágenes siguientes, pero lo que son los poemas en sí no han acabado de convencerme. Es cierto que algunos han tenido más gracia y reflejan muy bien el toque macabro del autor, pero hay otros que no me han aportado nada... no sé, no he acabado de cogerles el punto.

En fin, para mí vale la pena tener este libro por coleccionismo puro, pero me habría gustado que el texto tuviera más chicha o, al menos, me calara más hondo. Como ya os he dicho, las ilustraciones son una auténtica delicia, en la línea de Tim Burton.

Por cierto, me di cuenta de que son las mismas ilustraciones que tiene el juego de cartas de Tim Burton que compré hace unos años. No os comparto enlaces porque veo que ya no está disponible, espero que no os haya creado mucha ansia.










domingo, 16 de septiembre de 2018

Artífices del azar, Yoav Blum


Editorial Alianza de Novelas
296 páginas, 18€

¿Y si la bebida que acabas de tirar, el tren que acabas de perder o el boleto de lotería que acabas de encontrar no fueran sucesos aleatorios? ¿Y si estos acontecimientos formaran parte de un plan mayor? ¿Y si no existiesen los encuentros casuales? ¿Y si unos desconocidos decidieran nuestro destino? ¿Y si estuvieran planeando incluso el destino del mundo?

Dan, Emily y Eric son artífices del azar, miembros de una organización secreta dedicada a crear coincidencias. Estos sucesos en apariencia fortuitos son, en realidad, cuidadosamente orquestados y puestos en marcha por los artífices del azar para desencadenar cambios importantes en la vida de sus objetivos: futuros amantes, científicos a punto de realizar un descubrimiento y atormentados artistas faltos de inspiración.

Un día, Dan recibe la misión de mayor nivel que jamás le han asignado, y que resultará ser la coincidencia más complicada y peligrosa que ha tenido que organizar. Esto cambiará las vidas de los tres artífices del azar y les enseñará la auténtica naturaleza del destino y el libre albedrío y el verdadero significado del amor.

Recuerdo haber llegado a este libro porque alguien que no recuerdo subió una foto en sus historias de Instagram. En cuanto vi que se trataba de personas que crean casualidades, que deciden nuestro destino, tardé segundos en buscarlo y comprarlo. ¿Será casualidad que yo, una loca que cree que las casualidades significan tanto, llegara a este libro por casualidad? Seguro que no, que algún artífice del azar ha incitado este encuentro entre el libro y yo.

La historia parte de una premisa muy original: hay unos seres que se dedican a "crear casualidades" para conseguir que nos pasen ciertas cosas. En esta novela conocemos a tres de estos seres y vemos cómo consiguen mover las fichas para conseguir sus objetivos. Es fascinante ver como crean esas escenas que aparentemente parecen casualidades.

Es de esos libros que lees sin tener muy claro a donde quiere ir a parar, te planteas si realmente hay un hilo argumental en sí porque los capítulos van salteando diferentes tramas que en un principio parecen no tener relación entre sí. Al final de la historia vemos como los diferentes hilos se cruzan y hay un porqué sobre cada cosa que nos habían explicado pensando que no tenía relevancia para la trama.

Lo que más me ha maravillado de este libro ha sido la forma en que está escrito. De verdad, ha sido toda una delicia poder disfrutar esta novela, escrita con una delicadeza excepcional, unos fragmentos preciosos, profundos y que nos hacen pensar. De vez en cuando encontramos un capítulo ajeno a la historia de los personajes, un capítulo en el que encontramos materia teórica que les impartían a los protagonistas en clase y, desde luego, también acaban siendo buenas lecciones para los lectores.

El final me ha parecido simplemente mágico, totalmente inesperado y esperanzador. Es de esos finales a los que no quieres llegar porque no quieres terminar el libro que estás disfrutando tanto, de esos finales que te dejan con una sonrisa en la cara.

Artífices del azar ha sido una novela de realismo mágico realmente fascinante, escrita de una forma maravillosa y llena de reflexiones que nos hacen pensar en cómo nuestra actitud hacia la vida puede cambiar nuestro destino. Sin duda, es un libro que he disfrutado muchísimo y que no dejaré de recomendar. 
Si os llama la atención dadle una oportunidad porque es una joya y es una lástima que libros así no sean tan conocidos.



jueves, 13 de septiembre de 2018

Mejor la ausencia, Edurne Portela


Editorial Galaxia Gutenberg
240 páginas, 19'90€
(A día de hoy está bastante rebajado en Bookdepository)

Crecer siempre implica alguna forma de violencia, contra uno mismo o contra aquellos que quieren imponer su autoridad. Cuando además la vida transcurre en un pueblo de la margen izquierda del Nervión durante los años 80 y 90, y todo es heroína, paro, detritus medioambiental, cuando en las calles silban cada semana las pelotas de goma y los gases lacrimógenos y las paredes están llenas de consignas asesinas, la violencia no es sólo un problema personal. Mejor la ausencia nos presenta una familia destruida, atravesada por la violencia de su entorno. Amaia, la pequeña de cuatro hermanos, narra ese entorno brutal desde su mirada de niña y adolescente. Compartimos con ella su miedo, su perplejidad, su rabia, ante un padre que hiere, una madre que se esconde, tres hermanos que, como ella, sólo buscan salir adelante. Amaia es la joven que se enfrenta, hasta alcanzar sus propios límites, a este mundo hostil. Amaia es también la mujer que años después vuelve a su pueblo para encontrarse con un pasado irresuelto. En ese camino de ida y vuelta, en sus huidas y regresos, descubrirá, a su pesar, que nadie escapa del entorno en el que se cría, de la familia que le toca en suerte. Y que reconocerlo es la única manera de sobrevivir.

Este libro llevaba tiempo en mi eterna lista de deseos, hasta que vi en el Instagram de Isa (@Readingsnorth) que iba a organizar una lectura conjunta para su iniciativa "Viajar leyendo autoras" y esta novela era una de las candidatas. Tuve suerte de que saliera como elegida para leer durante este mes de septiembre, así que me apunté a la lectura conjunta de este club y espero seguir formando parte de él.

Mejor la ausencia es una novela que refleja varios problemas que sufre una familia del País Vasco durante los años 80 y 90.
Amaia, la pequeña de la familia, es quien nos narra la historia. A través de capítulos cortos vamos viendo lo que sucede en esta familia, son algunas escenas que muestran el daño que el maltrato puede llegar a hacer en una familia, y no me refiero únicamente al dolor físico.
Al principio, este maltrato se ve de una forma mucho más sutil, ya que es lo que vemos a través de los ojos de Amaia, pero a medida que pasan los años la historia se vuelve más dura.
Desde luego, creo que la voz de Amaia está muy bien reflejada, a partir de su forma de "hablarnos" podemos ver su evolución, cómo pasa de niña a adolescente, cómo cambia su forma de hablar, cómo va cambiando su comportamiento hacia sus allegados, cómo los problemas que hay en su casa pueden perjudicar tanto el resto de cosas de su vida.
No sólo vemos lo que padece Amaia, sino que también vemos la decadencia de su madre y sus tres hermanos, y lo que me ha parecido más interesante ha sido ver como cada uno de ellos ha tomado un camino diferente en su vida y al cabo de los años su destino acaba siendo totalmente diferente. 

Es cierto que a pesar de que ha sido una lectura que he devorado y creo que la forma de narrar el maltrato está muy lograda, esperaba más de esta novela. Por ejemplo, me habría gustado que profundizara mucho más en el problema político que tanto influye en sus vidas, ya que en mi opinión se habla bastante por encima. Por lo general, creo que hay cosas que quedan bastante en el aire, que no sabemos cómo han pasado, y a mí personalmente es algo que me ha faltado y estoy segura de que habría disfrutado muchísimo más su lectura.



lunes, 10 de septiembre de 2018

Os enseño mi nueva agenda: Grupo Erik Flowers

¡Buenas a todos!

Septiembre es el mes para los que amamos el material de oficina, la papelería, las agendas y el resto de cosas bonitas que adornan nuestros escritorios.

Yo, como siempre, he tenido que pecar con una agenda (aunque luego siempre las dejo de lado y acabo por no usarlas, pero bueno, este año me propongo que SÍ QUE LA VOY A USAR).



La agenda en cuestión es esta agenda de Grupo Erik, el modelo Flowers.


La verdad es que el exterior me parece absolutamente precioso. Me encanta el dibujo, los colores, el material, que no se vea la espiral y que lleve la goma elástica para mantenerla cerrada.

Eso sí, he de deciros que me siento un poco decepcionada con el interior de la agenda... Pero bueno, voy a contaros como está distribuida, a enseñaros algunas fotos de su interior y a explicaros por qué no me ha gustado tanto como esperaba.

  • Es una agenda de 18 meses. Empieza en septiembre 2018 y termina en diciembre 2019. 
  • En la primera página podemos encontrar la portada de la agenda, donde pondríamos el nombre de a quién pertenece. Como podéis ver, las tapas interiores de la agenda están muy cuidadas y tienen un dibujo a juego con su exterior. 
  • En la siguiente página tenemos un calendario de festivos. A mí personalmente esta página no me resulta demasiado útil porque no muestra todos los festivos nacionales, son más bien festivos internacionales (Navidad, año nuevo, Pascua,...) o bien festivos de otros países que a mí personalmente ni me van ni me vienen.
  • A continuación, tenemos los calendarios de 2018 y 2019.
  • Seguidamente, tenemos espacio para organizar 3 horarios semanales.
  • Como podéis ver en la siguiente imagen, tenemos un organizador mensual en formato lista. Yo personalmente sólo veo útil este tipo de organizador para apuntar los cumpleaños porque no hay espacio para mucho más.
  • El siguiente apartado sí que me ha gustado muchísimo... es un apartado para los viajes. Tenemos un espacio para poder anotar la información de 8 viajes (ojalá tenga la suerte de hacer tantos) y hay espacio para que apuntemos datos como los gastos, las cosas a visitar y lo que queremos llevar en nuestro equipaje. Me parece súper útil y práctico.
  • Volvemos a tener organizadores mensuales, esta vez en forma de cuadrícula (tenéis foto abajo). Estos sí que me gustan porque tenemos bastante más espacio para apuntar y al estar en este formato es mucho más visual que en el organizador en lista. Vienen todos los organizadores seguidos y la verdad es que normalmente he usado agendas que tienen este organizador a principio de cada mes, pero bueno, es cuestión de acostumbrarse a ello.
  • A continuación tenemos el cuerpo de la agenda en sí. El formato es semana vista, tenemos un apartado con malla de puntos para poder poner alguna nota y para las anotaciones diarias la pauta es rayada. Hay el mismo espacio para todos los días de la semana, cosa que a mí me va a resultar bastante útil porque una de las cosas que quiero organizar mejor es el blog, y por eso me parece útil el espacio para el fin de semana. El espacio que tenemos para cada día me parece suficiente para mis necesidades, ya que tampoco soy de escribir demasiada información en la agenda. Eso, por supuesto, siempre depende de cada persona y de las anotaciones que cada uno vaya a hacer.

  • Lo que encontramos después son unas cuantas páginas para notas, también en formato malla de puntos. La verdad es que me gusta muchísimo usar la malla de puntos, me parece muy elegante y nos da más flexibilidad por si queremos hacer listas, algún esquema, algún dibujo o cosas por el estilo.
  • Para terminar, tenemos un par de páginas de pegatinas. Son bastante bonitas, la verdad, y yo no necesito más. En otras ocasiones he comprado agendas que tenían mucha más cantidad de pegatinas pero yo no uso ni la mitad, así que con estas tengo suficiente para decorar alguna cosita.

  • En la última página tenemos el típico bolsillo por si queremos guardar algún papel, post its o alguna cosa por el estilo. 
Bien, ¿por qué digo que me ha decepcionado? 

Para empezar, en la web indican que el gramaje del papel es de 100 gramos, pero yo he hecho alguna anotación con bolígrafo de tinta líquida y ha traspasado... No sé, si por ejemplo comparo con el papel de los cuadernos Oxford que tienen un gramaje de 90, me da la sensación de que la calidad es inferior.



Por otro lado, lo que más me gusta de la agenda es que, aunque el interior es con espiral, desde fuera este espiral no se ve, va como "protegido". ¿Qué pasa con eso? Pues que me da la sensación de que el cartón que sujeta esta espiral se va a acabar rompiendo en menos que canta un gallo... Espero equivocarme porque supuestamente esta agenda me tiene que durar hasta diciembre del año que viene.






En fin, ¿qué opináis vosotros? ¿cuál es la agenda que os habéis comprado este año?


viernes, 7 de septiembre de 2018

Hora de partir, Jodi Picoult


Editorial Umbriel
448 páginas, 5'95€

Alice Metcalf es una científica que ha dedicado parte de su vida a estudiar el duelo de los elefantes, ha realizado increíbles trabajos de investigación sobre los animales que ama. Su pasión por ellos no tiene límites. Un día, sin más, desaparece de forma misteriosa en un trágico accidente. Nadie sabe de ella y ha dejado sola a su hija Jenna. 

Durante más de una década, Jenna Metcalf no ha dejado de pensar en su madre, se niega a creer que la haya abandonado, la busca sin descanso en diferentes webs y portales de Internet al tiempo que lee detenidamente los viejos diarios de Alice, en los que espera encontrar alguna pista sobre su paradero. 

Desesperada por averiguar la verdad, Jenna consigue la ayuda de dos extraños aliados en su búsqueda: Serenity Jones, una vidente que alcanzó la fama localizando a personas desaparecidas, pero que ahora ha perdido la fe en sus dones, y Virgil Stanhope, un curtido detective privado que investigó el caso de Alice junto con la extraña muerte de una colega de la científica. Mientras los tres trabajan juntos para descubrir qué le ocurrió a Alice, empiezan a plantearse preguntas difíciles, lo que no imaginan es que las respuestas pueden ser terribles.

Jodi Picoult me enamoró con su libro Las normas de la casa (reseña aquí). Tras leer aquella novela decidí que quería leer más libros de la autora y, por ese motivo, aproveché cuando vi que habían rebajado esta novela. 

Alice es una científica que dedica toda su vida a estudiar los elefantes y su conducta. Una noche de hace más de diez años, tras un misterioso accidente en la reserva de elefantes donde trabajaba Alice, la científica desaparece en extrañas circunstancias. Jenna, la hija de Alice, ya es una adolescente que tiene 13 años y su gran deseo es encontrar a su madre. Lleva toda la vida sin entender su desaparición y está dispuesta a usar los métodos más ortodoxos para poder encontrarla, como por ejemplo recurrir a una vidente y a un investigador privado. Serenity era una vidente muy reconocida y especializada en comunicarse con personas desaparecidas, aunque toda su reputación se fue al traste por errores del pasado. Virgil, el investigador privado, fue uno de los policías que investigó lo que sucedió aquella noche en la reserva de elefantes, una investigación que cambió su vida por completo.

Al igual que en el libro de Las normas de la casa, Jodi Picoult recurre a usar varios narradores para contarnos la historia. Cada capítulo está narrado por un personaje diferente: Alice, Jenna, Serenity o Virgil. Desde mi punto de vista, esta técnica hace que la novela sea más interesante porque vemos como avanza la historia desde diferentes puntos de vista.
Las voces de los personajes están muy bien caracterizadas. Es decir, hay una diferencia muy clara en las voces de cada uno de los narradores. 
Personalmente, con la narradora que más he disfrutado ha sido con Serenity, simplemente ha sido un personaje muy peculiar que me ha encantado. 
Los capítulos narrados por Alice no siguen el hilo conductor de la historia, más bien nos narra episodios del pasado y cosas que ella vivió en la reserva y que pueden darnos pistas sobre lo que sucedió esa noche. He de decir, que los capítulos narrados por la científica al principio me encantaron y despertaron en mí un amor por los elefantes que no esperaba, aunque al final se me empezaron a hacer algo repetitivos y me aburrían un poco.

Desde luego, algo que me ha dejado con la boca abierta es el final de la novela. Es algo que no me esperaba para nada. Sí que es verdad que a medida que leía el libro había sucesos muy extraños que no me cuadraban para nada y a los que no les encontraba explicación, pero una vez sabes el final todo empieza a encajar. Creo que es de esos libros perfectos para leer dos veces porque en una relectura puedes fijarte en más detalles y decir: ahora lo entiendo todo.

Hora de partir es un libro que tiene misterio, una vidente, animales y un final que te deja en shock. Es como un cóctel de todas las cosas que me gustan. ¿Qué más se puede pedir?
Es una novela que he disfrutado bastante y a medida que pasan los días tengo mejor sensación sobre ella. De hecho, le he acabado subiendo la nota porque cuando pensaba en ella más me sorprendía lo bien hilado que está todo aunque en una primera lectura pensemos que a la autora se le está yendo de las manos eso de tomarse licencias. Sumamos otro minipunto para Jodi Picoult y espero seguir leyendo más cosas de ella porque, desde luego, siempre me sorprende.