martes, 20 de septiembre de 2016

Frases para recordar: Eclipse total (Dolores Claiborne)


Al final, los colores brillantes desaparecen de la vida, ¿os habéis dado cuenta? Al final todo parece gris, como un vestido que se ha lavado demasiadas veces.

Me he dado cuenta por primera vez de que acaso me vendí demasiado barata y de que tal vez lo hice porque creí que algo barato era lo máximo que podía obtener una como yo.

Lo que la gente ve de un matrimonio y lo que realmente ocurre en él no son más que primos lejanos. A veces es horrible y a veces es divertido, pero normalmente es como todo lo demás en la vida: las dos cosas a la vez.

En el fondo era un cobarde, aunque yo no pronuncié esa palabra: ni entonces, ni nunca. Creo que eso es lo más peligroso que se puede hacer, porque a un cobarde le da más miedo que lo descubran que cualquier otra cosa, incluida la muerte.

Mirarla a los ojos era como mirar las ventanas de una casa que alguien ha abandonado sin acordarse de bajar las persianas.

Si nunca has vivido una situación como ésa, no sabes lo que es y no te la puedo describir. Sólo puedo decirte que estaba descubriendo que uno no puede prepararse de ninguna manera para que le partan el corazón. Tienes que seguir hacia delante y desear con toda tu alma que no ocurra nada.

Dicen que el camino al infierno está sembrado de buenas intenciones, y yo sé que es cierto. Lo sé por mis más amargas experiencias. Lo que no sé es por qué, por qué cuando se intenta hacer el bien a menudo se acaba sembrando el mal.

A veces hay que ser una pedazo de cabrona para sobrevivir. A veces ser una cabrona es lo único a lo que una mujer puede aferrarse.

También entendí algo más: que un beso no cambia nada. Al fin y al cabo, cualquiera puede dar un beso. Con un beso indicó Judas Iscariote a los romanos quién era Jesús.

Yo intentaba quererle. Siempre lo intentaba, pero él no me dejaba.

Le tomé la mano y pensé en cómo es el mundo: a veces los hombres malos tienen accidentes y las mujeres buenas se vuelven cabronas. 

El problema de ser inocente es que te quedas más o menos estancada en la verdad.


5 comentarios:

  1. Me encanta ♥ un pasaje precioso. Este de King no lo he leído, pero han sido muchos títulos los que han pasado por mis manos del autor.
    Besos guapa :)

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito! me ha venido muy bien encontrarme con algo así para despejarme la mente jaja gracias ;) hacia tiempo que no me pasaba por aquí jaja ya estoy de vuelta :) un abrazo Mel!

    ResponderEliminar
  3. Este libro me encantó. Y la peli también!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Me pasa como a Margari. Me gustó el libro y la peli. Besos

    ResponderEliminar