martes, 18 de abril de 2017

Por siempre jamás, Harlan Coben


Will Klein tiene su héroe: su hermano mayor Ken. Una noche de calor agobiante aparece en el sótano de la casa de los Klein una joven, antiguo amor de Will, asesinada y violada. El principal sospechoso es Ken. Ante la abrumadora evidencia en contra suya, Ken desaparece. Pasan los años y su desesperada familia, que no ha vuelto a saber nada de él, le da por muerto. Una década después de la desaparición, Will, que siempre creyó en la inocencia de su hermano, descubre que éste vive, en un momento en que se encuentra abrumado por un fuerte desengaño.
Acosado entre ambos dramas, Will se ve mezclado en un inquietante misterio. Está convencido de que Ken está tratando de ponerse en contacto con él y de la existencia de un terrible secreto por el que alguien está decidido a matar porque no se desvele. Por siempre jamás es una auténtica novela de misterio y una apasionante historia de amor; el amor de hermanos, el amor de amantes, el amor de una familia. Un relato de suspense que además de emocionar, conmueve.

Quizá este libro nunca habría llamado mi atención, pero fue el elegido para el mes de abril en el mini club de lectura que formamos Tati, Eva, Laura Camaleón y yo. Como dos de ellas quedaron muy contentas tras leer "El bosque", novela del mismo autor, decidí darle una oportunidad a este libro (todo un mérito, porque no paro de saltarme las lecturas conjuntas).

Como siempre, empecé a leer este libro sin tener ni idea del argumento, pero os contaré brevemente de qué va para ver si os pica el gusanillo. 
La historia empieza con la muerte de la madre de Will, el protagonista. Justo antes de morir, la madre le confiesa a su hijo que su hermano Ken sigue vivo. Ken desapareció hace unos años justo después de la muerte de su vecina Julie, ya que por una serie de circunstancias le acusaban de haberla asesinado. 
Básicamente, este es el hilo principal de la historia pero os aseguro que no es la única incógnita que se plantea a lo largo de esta novela. La trama da muchísimos giros y no para de sorprendernos continuamente. En ningún momento me ha parecido que fuera previsible y, de hecho, es de las pocas novelas que he leído que siguen desvelando misterios hasta la última página, literalmente. 

Está escrita de una forma muy amena y eso hace que pases las páginas casi sin darte cuenta. La narración es en primera persona desde el punto de vista del protagonista, aunque en ciertos capítulos también se usa la narración omnisciente para relatar situaciones paralelas a lo que está viviendo Will.

En esta novela encontramos mafias, drogas, sicarios y cosas de este estilo y la verdad es que estas cosas no son santo de mi devoción, por lo que en algún momento perdía el interés, pero el hecho de que las últimas 50 páginas hayan sido una verdadera bomba de resolver misterios de una forma que no esperaba han hecho que haya acabado este libro con muy buen sabor de boca.

En definitiva, he disfrutado bastante leyendo esta novela, especialmente con ese pedazo de final. Hacía tiempo que no acababa tan feliz con el desenlace de las novelas de este género pero ha conseguido dejarme con la boca abierta, por lo que no puedo dejar de recomendar este libro a todos los amantes de las novelas de misterio. Yo, por mi parte, seguro que repito con el autor.

<


3 comentarios:

  1. Hola! No conocía el libro pero la verdad es que tiene muy buena pinta. Me algra ver que te ha gustado, muchos gracias por la resña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Pues tiene muy buena pinta este libro. No me sonaba así que me lo llevo apuntado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola, Mel:

    La verdad es que no me llama mucho el libro. Eso sí, me alegro de que te haya gustado. Es muy cierto que, a veces, no damos un duro por una lectura, pero gracias a una recomendación o a una LC nos adentramos en ella y descubrimos que nos encanta. Y eso es genial.

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar